sábado, 29 de septiembre de 2007

OBJETIVO: BIRMANIA. Bush no acudirá en ayuda de los monjes budistas.


Todos, o casi todos, hemos visto las imágenes del soldado que mata al periodista japonés como el que saca a pasear al perro, y las de los monjes protestando y siendo tiroteados por las tropas birmanas.

He colocado un mapa para que veais por donde queda Birmania, reconvertida por la junta militar golpista que gobierna el país en Unión de Myanmar desde 1962. El "líder" de la banda de maleantes que gobierna (sic) es el general Than Shwe.

En este país de más de sesenta millones de habitantes (¡¡60.000.000!!) los militares violan, esclavizan, torturan y matan impunemente a muchos a veces sólo por cantar canciones prohibidas. Las minorias étnicas también sufren la opresión.

Aung San Suu Kyi, hija del héroe nacional de la independencia Birmana y Premio Nobel de la Paz 1991, que es la líder de la oposición y de la Liga Nacional por la Democracia (LND), ganó las únicas elecciones de 1988 con un 80% de los votos pero la dictadura no la dejo gobernar y desde hace 11 años está detenida.

No creo que Bush vaya a lanzar ninguna operación militar a gran escala para salvar a unos señores de cabeza rapada y túnica azafrán de la dictadura militar. Más que nada por que en Birmania solo hay arroz, frutas y verduras. Si fuese petroleo, o gas, ya sería otra la cuestión.

No creo que el mundo mueva un dedo por la libertad en ese país. Otra vergüenza para Occidente.

3 comentarios:

Rabieo dijo...

Estuve hace un año en Myanmar. Concretamente en Tachilek. Se cruza la frontera desde Mae Sai, el pueblo más septentrional de Tailandia, cruzando el rio Nam Ruak.

Lo primero que llamaba la atención son los soldados que ahora atacan a los monjes, periodistas y población. Hombrecillos de 1,60 cm como mucho, calzados con sandalias muy puercas y con la dentadura totalmente negra corroida por la caries. No imponían la verdad...

Lo segundo que llamaba la atención es el contraste entre Tailandia y Myanmar. Tailandia es un pais en vias de desarrollo pero estaba a años luz de Myanmar, totalmente tercermundista. Las calles tenían un asfalto de arena y gravilla... los vehículos estaban obsoletos comparados con los de Tailandia. Subimos a algo parecido a un land rover de los 70 y nos dirigimos a la estupa dorada. Un templo de grandes dimensiones. Desde allí, en lo alto de la colina pude contemplar la tercera cosa que me llamó la atención: las casas divididas por castas sociales: Chalet de lujo con campos de golf para los dirigentes; discretos pisos para los militares; miseria y pobreza para el resto de la población... ni que decir que estas últimas eran las más abundantes.

Por los alrededores de la estupa fotografíe a algunas mujeres birmanas (cuarta cosa que me llamó la atención) que trataban de comerciar con momendas birmanas, cacahuetes y algunos cachivaches (pajarillos enjaulados). Nada de sexo, al menos por allí y por fortuna... la mujer birmana estaba a años luz de la belleza tailandesa.

Luego paseamos por un mercado (quinta demanda de recursos atencionales). Allí estuve apunto de comprar gusanos para cocinar... lo malo es que había que llevarlos 50 kilómetros en autobus en unas colmenas y eran demasiados. Me vendían 100, yo sólo quería probar uno. (Posteriormente convencimos al guía para que nos llevase a comer perro, plato que probamos ya en la parte Tailandesa). La visita al mercado nos hizo viajar más de 70 años atrás... (Pescado que me recordaba al de Ordenalfabetix, el pescadero de los comics de Asterix; verduras y setas exóticas, carne, anguilas, gusanos Quedé impresionado.

Nos tomamos una cerveza birmana adquirida en un bazar del mercado y volvimos camino a Tailandia. Por el camino ví una auténtica rareza. Una inmensa televisión en algo parecido a un bar. Debía ser una de las más grandes del Pais, a juzgar por la demanda de público para ver las imágenes.

Volvimos a cruzar la frontera antes de las 18:30. Hora en que la frontera cierra sus puertas hasta el día siguiente. Fueron tres horas y media embriagadoras.

Me temo que la revuelta tan sólo servirá para apretar aún más los puños y destruir templos con mucho valor para Asia, mientras occidente mira para otro lado.

Jaime Noguera dijo...

Coño! Gracias por este pedazo de post, comentario, que más que comentario, es otro post.
¡Cuantas sorpresas escondes, rabieo!

Rabieo dijo...

Gracias por tus elogios, al margen de los errores gramaticales fruto de las prisas...

Hubiera quedado clavado con fotos... como hemos de pribarnos unos güiskis, un día te vienes por mi casa, nos emborrachamos y te enseño algunas fotos.