sábado, 22 de septiembre de 2007

ACTORES FETICHE. Verlos en pantalla me sube la bilirrubina.

Denis Quaid. Estereotipo del tipo majo, le descubrí en El Chip Prodigioso. Otra película, relativamente reciente, que protagoniza y me encanta es Saviour.

Christopher Walken. El puto amo. Su cara es tan peculiar... y tiene esa voz que parece que le sale del fondo del escroto. Una de las películas que más veces he visto en mi vida ha sido La Zona Muerta.

En mi adolescencia Jose Ramón no dejaba de decirme que me parecía a Dan Akroyd. Ni de coña, claro está, yo soy mucho más guapo. Le descubrí en Los Cazafantasmas. Me parece un gran actor cómico (¡esa mítica Espias como nosotros, por Dios!) y tiene fama de ser buena persona.

Klaus María Brandauer. Un pedazo de actor austríaco del que me enganché en el film de Szabó Hanussen. Genial. Era el villano Maximilian Largo en Nunca digas nunca jamás. Esta te la dedico, Enrique.

Bill Murray. Otro cazafantasmas. Pese a que se prodiga poco, he procurado seguirle.

A pesar del escaso éxito de comentarios que tuvo mi top five travelos, me animo a incluir un nuevo mini-listado con algunos de mis actores fetiche, en el sentido de que me provocan algo especial (no, malpensados, eso no) y me encanta verlos en pantalla. No soy gay, lo juro.

2 comentarios:

Enrique dijo...

Brillante actor y brillante villano-Bond ¡¡¡Se encalomaba a Kim Basinger cuando no la conocía ni su putamadre!!! Y buen filme que unia a Salchi-shon connery y a Mr. Bean!!! ¿Te imaginas un remake de Reservoir Dogs con ese grupo? Están un poco talluitos pero sería la puta caña. Amparorl!!!

Jaime Noguera dijo...

Joder, proponlo o grábalo! Enrique, tengo el mono, la próxima vez que te vea con una cámara, te como enterito, jejejeje.