viernes, 27 de febrero de 2009

CRÓNICA DE UN VIAJE ANUNCIADO

Ya estoy en Cartagena, pese al viento y la marea. El vuelo de Avianca se retrasó una hora y pico en Madrid. Volé junto a una viejita encantadora, residente colombiana en Alemania que solo se levantó dos veces a hacer chichí en las diez horas de vuelo.
Al llegar a Bogotá, todos las conexiones habían salido. La línea aérea colombiana nos ofreció noche de hotel. En el trayecto en buseta hice migas con un catalán que hace castings de propiedades y terrenos en América Latina para una constructora. Acaban de comprar en Salvador de Bahía. Está casado con una colombiana. Viene a pasar con ella tres meses, en Barranquilla.
En la recepción hice de intérprete para un pasajero que solo hablaba la lengua de Moliére. Su nombre terminaba en ssein. Nos dijeron que nos levantarían a las cinco. A las cuatro, mi teléfono sonaba. Llegué hecho polvo a Cartagena, temiendo que mi maleta hubiese acabado en Timor Oriental. Al salir, nadie me esperaba, pero había captado una conversación de algunos asistentes al festival, así que me presenté y encalomé en su furgoneta.
Al llegar al hotel, me llevaron a dos habitaciones. Las dos, que supuestamente eran para mí, estaban ocupadas. Les dio tanta "pena" que al final me han dado una magnífica suite en la que podría jugarse una final de la Champions. Intenté dormir la siesta antes de irme a la piscina, pero unos motivados operarios descargaban escombros junto a mi ventana.
Hoy es la inauguración del Festival de Cine de Cartagena. Va a ser un día muy largo.

6 comentarios:

Stultifer dijo...

Esto de hacer viajes organizados es lo que tiene. Mientras tanto, en tu ausencia, detienen a 13 en Málaga por asuntos de urbanismo. El alcalde de Alcaucín, y la Guardia Civil entra en la Diputación de Málaga para llevarse más gente a Alhaurín. ¿Por qué te vas?

Que mona la botellita en forma de guitarrita.

CJRC dijo...

Congratúlome de que hayas llegado sano y salvo a tu destino a pesar de tanta peripecia, al tiempo que la envidia me corroe al comparar nuestras respectivas situaciones geográficas, y encima llueve...

Un abrazo.

P.D.: Stultifer, creo que deberíamos llamar al notario de los Récord Guiness para que le dieran a Alhaurín el título de "Pueblo con más alcaldes del mundo".

Pablo dijo...

No te quejes tanto, 'El Nogueras', que si no te pasaran ese tipo de cosas es que no serías tú. Es más, seguro que cuando llegues a Málaga tus anécdotas del viaje se habrán duplicado, mínimo...

Lucía Duque dijo...

eso!! no te quejes... que ya me gustaría a mi estar allí :P me darían igual los retrasos!!!

Sé feliz y disfruta cada sabor, olor, acento, cielo, mar etc... q tan loca me tiene!

Un bsote

Stanley Kowalski dijo...

Veo que, con algunos contratiempos extras, estás disfrutando de tu viaje. Continúa así, y veremos como sigue esto.

BESOS

paola dijo...

estas cosas siempre pasan en los vuelos pero no tienen que ponernos de mal humor.. aunque espero que al viajar a Cartagena este verano no se atrase ya que llego justo para un casamiento