miércoles, 24 de septiembre de 2008

NO LE CORTES EL ROLLITO AL ZOHAN

Hace unos días ví You don't mess with the Zohan. Algo así como "Nadie hace el tonto con el Zohan". Película para lucimiento personal de Adam Sandler que ha encantado a israelíes y cabreado a palestinos, aunque se supone que es neutral.

La película en su comienzo provoca facilmente alguna que otra risa para hundirse rápidamente en chistes gerontófilos (el ex-Mossad se pasa por la UZI a todas las clientas ancianas de la peluquería) , clichés raciales (los negocios a los que se dedican ambas comunidades asentadas en Nueva York) y algún momento megañoño para no espantar del todo las escasas féminas que habrán entrado a la sala arrastradas por sus maridos.

Para comprender esta película y pillarle los chistes (muy bueno el contestador automático de Hezbollá) hace falta saber algo sobre los judíos, los palestinos, y el conflicto que les lleva matando desde que David descalabró a Goliath.

Por cierto, la vi en inglés. En español se pierden todos los chistes con las palabras terminadas en -achem, como los que hacemos cuando terminamos las palabras españolas en -en para simular el alemán. Y el fagala (de fag, marica en inglés, una hebraización de coña, fagala) con el que califican a Zohan Dvir/Scrappy Coco.

Disco, disco, good, good...!
http://www.youtube.com/watch?v=TpyrQ1cK0Uo&feature=related


3 comentarios:

Rabieo dijo...

José Ramón y Rocio también la recomiendan. Me quedé un poco pillado por el hecho de que recomendaran una peli de este tipo... pero me basta con su sello de calidad para motivarme a asomarme a verla.

Stultifer dijo...

¿6 euros para eso?

Jaime Noguera dijo...

Yo no pagué.