sábado, 10 de mayo de 2008

BREACH

He visto Breach en tres veces, Siempre me interrumpían o me surgía algo (nunca una orgía con travestis brasileños) pero al final conseguí verla enterita.

El agente del FBI Robert Hanssen, un genial Chris Cooper, mosquea a sus superiores más que una pandereta a un pavo. Sospechan que les ha vendido a los soviéticos el secreto de la salsa del Mc Chicken o la fórmula de la Coca-Cola.

Para pillarlo in fraganti, le colocan a un aspirante a agente con problemas maritales, encarnado por el quesito Ryan Philippe en la oficina. Pero el viejo, aparentemente un ultra católico, es duro de roer y se escaquea del jovencito como el que se come un donut.

Basada en un caso real que conmovió a los sistemas de "inteligencia" de los EEUU y dirigida por Billy Ray, a pesar de que conozcamos el final como en Titanic, Breach consigue mantenerte atento durante todo el metraje, al mismo tiempo que te fascina y atrapa el cómo y el cuando pillarán al traidor.

Esta interesante cinta mantiene la tensión con más éxito que la mayoria de los thrillers. Claro, lo complejo de la personalidad del villano ayuda mucho.

http://www.youtube.com/watch?v=AnCBKtm-4jk

2 comentarios:

Stultifer dijo...

Vaya fiestas con travestis brasileños que te gastas... A ver si me pasas esas películas, que ando necesitado de acción, aunque no voy sobrado de tiempo. Hoy mismo, vaya, un combate de lucha.

Bala dijo...

Más travestis y menos luchas.