sábado, 5 de abril de 2008

THE MIST. Hay algo en la niebla.

Me la he cargado esta mañana aprovechando los primeros rayos de luz. Y es que no me gusta ver películas de "terror" por la noche.

Para diferenciarla de la película de John Carpenter, en España parece que ha sido titulada La Niebla, de Stephen King.

Dirigida por Frank Darabont, quizás el mejor adaptador de las novelas y relatos del genio oscuro de Maine (dirigó La Milla Verde y Cadena Perpetua), la película es correcta llegando a tener algún momento verdaderamente terrorífico. O quizás sería mejor decir...desagradable.

El esquema es el preferido por King en sus narraciones. Una pequeña y pacífica comunidad que se ve aislada y debe unirse para enfrentarse a un peligro sobrenatural, que despierta las desconfianzas y rencores de sus miembros, llevándoles al borde la locura y la muerte.

En este caso la amenza es una bruma cargada de criaturas lovecraftianas y el espacio principal de la acción es un supermercado en el que queda aislados personajes tan dispares como un político local, moteros bigotones, una simpática ancianita, los hillbillys de turno, una integrista religiosa y el protagonista blanco y rubio, interpretado por Thomas Jane.

Tenemos todos los elementos para una peli de entretenidos sustos, mal rollete, pena por que se comen al personaje que te caía bien casi al final de la peli (¿cual será el que te caiga a tí mejor, eh?) y final inesperado. ¡Y sin destripar nada!

http://www.youtube.com/watch?v=EP-MHO_M6ik


3 comentarios:

Stultifer dijo...

¿y la bruma desgarradora esa... hacía algo más que matar?

Guhn dijo...

See Please Here

Jaime Noguera dijo...

¿la bruma? Nah, la bruma es un macguffin como otro cualquiera. Para que de miedecito, lo tapan todo y punto.