martes, 19 de febrero de 2008

SWEENEY TODD. Un musical con sangre.


Ayer noche, para alejar los fantasmas de mi cabeza, fui al cine con un amigo a ver la última de Tim Burton, Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street.

Es la historia de un barbero asesino que ha protagonizado varias obras inglesas desde mediados del siglo XIX. Haciendo uso de una navaja de afeitar, el barbero degolla a sus víctimas y, en algunas versiones del relato, su amiga y cómplice, Margery (o Nellie) Lovett, hace empanadas de los cadáveres, que sirve a los inocentes clientes de su taberna.

A mi la película me ha gustado. A él no. Es un espectáculo de grand-guignol, muy sangriendo y atroz, que sería del gusto de Osama Bin Laden, por la cantidad de degollamientos. Quizás lo más flojo sea el villano, un juez lascivo de inclinaciones pederastas interpretado por Alan Rickman. Y es que los buenos son tan malos que el malo a su lado es un terroncito de azucar.

Johny Depp está bastante bien en us papel de barbero desquiciado, al igual que Elena Boham Carter, que siempre me ha dado grima, y en está ocasión más. Toby, el niño huérfano interpretado por Edward Sanders, es de lo más perturbador de la película, casi lo mismo que el protagonista, a mi modo de ver. Pero mi personaje favorito, sin duda, es el interpretado por Sacha "Borat" Baron Cohen, el Signor Adolfo Pirelli.

En fin, para incondicionales de Burton y amantes de unas gotas oscuras en cualquier bebida colorida.

8 comentarios:

Niri dijo...

Jo tio parece que vayamos a la par... la vi el viernes! xD
Me gustó bastante, mientras la veía no tanto, pero luego me gustó más. El final también contribuyó, ya sabes, creía que iba aser el típico happy ending y tal. La palurda de su hija no me gustó nada y el pipiolo novio suyo tampoco. Que moñacos mas bobos. Pero muy guay, sobretodo Johnny Depp... q es ponerse una raya en el ojo y/o una perilla y OH... por favor...

y después de este típiquisimo comentario de adolescente hormonada me despido

Stultifer dijo...

Vale. otra que tampoco podre ir a ver ...

Rabieo dijo...

Idem...

estoy con stultifer. Reventáis las pelis. Voy a dejar de leer este blog....

encima ya no aparecen post de tias buenas.

Jaime Noguera dijo...

A mi que me registren. No desvelo el final de ninguno de los personajes ni el de la película. Y Niri solo dice algo que debeis saber ya, que en las pelis de Tim Burton no hay happy endings.

Niri dijo...

Eso eso =P
Iros a haceros las victimitas a otro blog =P
;)

Stultifer dijo...

Desquiciado
Pero has contado que "Johny Depp está bastante bien en su papel de barbero desquiciado".
Decir eso es calificar el papel. Lloro aqui, allí, acá y acullá. Lloro por llorar en mi
y de tal manera lloro
que lloro porque no lloro.

Dirty Harry dijo...

Para mi ha sido el gran musical de los ultimos años (y no las petardas de "Cabaret" o "Molin Rouge"). Disfrute cual enano y se me pasó la peli volando. Salí del cine cantando "Johanna, Johanna,..." (hay testigos).
Enhorabuena otra vez por el carne, pichurri, y esta tarde ¡¡A CELEBRARLO!!

Dirty Harry dijo...

Rectifico: el mejor musical desde "Hedwig and the angry inch" (al que no la haya visto, ¿pero en que mundo vivis?). Por cierto, ya tengo la BSO de S.Todd (je,je)... PRETTY WOMEN!!!