viernes, 5 de junio de 2009

ESO...POR PAJILLERO

"Estaba colgado de una soga en el armario de la habitación"
Teniente Pirom Jantrapirom, del cuartel policial de Lumpini (Bangkok)

David Carradine ha muerto al salirle mal una paja. Estaba terminando de rodar una película francesa (a los actores fracasados le encanta rodar películas francesas) en Tailandia. Me imagino que la cosa fue así:

El desgraciado Carradine nunca se imaginó al entrar en su habitación del hotel que nunca saldría de ella. Hacía calor. Ese calor pegajoso del sudeste asiático. Se miró al espejo y recordó a la adolescente que le maquillaba las arrugas en el set. Estaba muy rica y le encantaría hacerle el bum-bum y darle todo su "mucho beaucoup".

Sacó sus sogas de viaje de la maleta y se bajó los pantalones. El procedimiento habitual. Una en la cabeza y la otra... en la otra cabeza. Se hizo un par de nudos corredizos , cómodos, y se metió en el armario esquivando ver su ridículo reflejo en el espejo.

Mientras se la meneaba dulcemente, pensaba en la sonrisa de su amiga oriental. La cuerda le apretaba el miembro endurecido al retener la sangre y le sofocaba, produciéndole una sensación muy placentera.

De pronto, y en medio de la asfixiante labor pajeril, pisó en falso, resbalándose con la bolsa de guardar los zapatos. Al caer, el nudo se cerró del todo.

"Mierda. No, así no", pensó mientras se retorcía intentando conseguir apoyo para levantarse. Desorientado, mareado, sometido en la angostura del armario, agitaba brazos y piernas como si fuese una paloma huyendo, una goleta desarbolada.

Parecía que le fuesen a estallar las venas. Su mente se nublaba. Entre las tinieblas, un chino ciego fosforescente le aconsejó dejar la lucha. Le dijo "Pequeño saltamontes, esta honolable gayola-san salilte muy cala".

David Carradine quedó colgado en postura de chiste de Tarantino.

Unos segundos antes de que el oxígeno dejase de llegar a su cerebro... tuvo el mejor orgasmo de su vida.

2 comentarios:

Yo soy aquel dijo...

¡¡Plas, plas!!

Stultifer dijo...

Fue mejor morir así que con los cinco golpes en el corazón. Yo es que me parto tras haberme enterado de todo. Viva KM y RR. Ya me quedo más tranquilo. No sé si ponerme el cockring esta noche.