jueves, 13 de marzo de 2008

QUINTA DE SAN PEDRO ALEJANDRINO. Visitando a Bolívar.

Hoy fuimos a la Quinta de San Pedro Alejandrino, donde murió el libertador de cinco naciones latinoamericanas, Simón Bolívar. Nos tocó un guía majete que no paraba de llamarnos "gallegos" y mirarle el escote a Lucía y Laura.

Es el típico lugar dedicado al prohombre de turno y lleno de documentos históricos, uniformes, placas conmemorativas, etc. Entretenido.

Y nada, muy bonitos los jardines, curiosa la colección de arte moderno y llamativo un edificio regalado por la Venezuela chavista y que se supone inaugurará Don Hugo el próximo septiembre. Lo dicho, realismo mágico.

5 comentarios:

Stultifer dijo...

Hola. Stultifer está apoyando
la campaña NO CAZADOR. Por el respeto a los no cazadores y por combatir los impactos de la caza, se ha impulsado desde Ecologistas en Acción el Registro de personas NO CAZADORAS, para que se inscriban en él quienes han renunciado a la actividad cinegética y quienes reclaman el reconocimiento de los derechos de los no cazadores a disfrutar del medio ambiente y de la convivencia con los animales. Si estás de acuerdo con la acción que se lleva a cabo, pégate unas firmas. Saludos cordiales.

Akinogal dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Alina de los Dolores dijo...

Jaimee he flipado con las fotos dale a carmen besitooooooos y tened cuidado anda. por cierto mensaje para carmen: flipando aun con hugo silva y vuestros encuentros (jaime ya me dirás que bebe k fuerte sois). bueno me encantaron las fotos a pesar de tu presencia :DDDD jajajja es broma. hablamos a la vuelta

Jaime Noguera dijo...

Lucía: Hola mi amol! Yo tambien te mando muchos besitos... lo de Hugo Silva fue surrealista total ya te contaré...

La verdad que ste tiempo stá siendo una pasada... a ver si os animáis a venir a mi tierra que ya jaime se ha quedao enamoraíto de ella :P

Jaime: Lo firmo, afirmo, y rubrico. Colombia mola.

filomeno2006 dijo...

Que le llamen a uno gallego es motivo de orgullo