sábado, 19 de enero de 2008

EN HELADERÍA SAN MIGUEL (TORREMOLINOS) NO TIENEN CAFÉ CON LECHE.


Ultimamente alucino con las tendencias. Y eso que no es agosto, el mes de los clavos.

Esta mañana, harto de la anomia (en el funcionalista Merton, la anomia representa la imposibilidad para ciertos individuos de acceder a los medios que sirven para obtener los fines establecidos socialmente, o viceversa) salí a pasear.

Desde el Pinillo, donde vivo, anduve hasta la famosa Calle San Miguel en el centro de Torremólinos.
Tras el paseito matinal, me apetecía tomarme un café, así que, milagrosamente, conseguí sentarme en un sitio libre en la terraza de la decana Heladería San Miguel.

Antes de que pasasen diez segundos, una señora camarera se me acerca y me pregunta que voy a tomar. El diálogo fue algo así:

- Un café con leche, por favor.

- Solo tengo capuccino.

- ¿Y cual es la diferencia? ¿Lleva nata y canela, no? Pues un capuccino entonces.

- El capuccino es ese.

La camarera señala en la mesa de al lado una especie de copa de helado gigante llena de un café oscuro y cubierno de nata, como de medio litro de contenido. Un producto ideado, capto al momento, para cobrar seis o siete euros de vellón al guiri jubilado.

- ¿Y no tiene un café con leche normal? ¿Un café para españoles, en taza o en vaso?

- No.

- Jolín, como va el país.

Me levanto y me voy a otra cafetería, no demasiado lejana, donde sí me sirven un café con leche.

Y así quedó la cosa. Mal anda España si en el café más conocido de la calle más concurrida de Torremolinos no te puedes beber un café con leche mondo y lirondo, aunque no te lo cobren a 80 céntimos como a Zapatero.

6 comentarios:

Fido dijo...

Pues eso que sales ganando. Qué barbaridad, que de gente fea toda junta.

Stultifer dijo...

Prometo ir contigo
Justo bajando la calle San Miguel, saliendo de esa heladería que no tiene café con leche de pobre, a mano derecha, traspasando la pequeña oficina de cambio de divisas (frente a una panadería que vende goffres y bocadillos de atún), una de pijamas para niños y, creo, una perfumería, hay una cafetería que tiene unos dulces, pasteles y magdalenas, deleitables.
Desconozco el nombre, pero prometo ir contigo.

Cornelius dijo...

Jajaja, este post ha estado bien, pero ojo, Merton solo habló de medios "legales" para cumplir las metas sociales que nos imponen, digamos, como para vender pisos a precios desorbitantes en "A" legal y "B" ilegal...

Esa camarera te tenía que haber respondido "qué te has pensao que es esto? una democracia?" XD eso habría sido GROX TOTAL jaja...

(lo digo por el doble sentido: mal va españa, españa no es una democracia) jiji... en fin, solo es un chiste de esos q gastan los profes d sociologia cuando no hay muxo q hacer.. un saludo

Jaime Noguera dijo...

Pues sí..antes era "el cliente siempre tiene la razón". Ahora es "la razón es nuestra, ¿que es un cliente?". Hace unos años hubiese pedido una coca cola solo para tener luego derecho a una queja en el libro de reclamaciones, pero ya estoy mayor, y el corazón no lo tengo para sobresaltos. La adrenalina, para los saltos en paracaidas.

Niri dijo...

Juas que timo! pero aver... una cafetería es una cafetería no? y eso es una heladería... una heladería no tiene pq tener cafés, no? =P

y gracias por añadirme a tu blog, que me hace ilu :)

Belen Campos muriel dijo...

Aver la camarera no tiene la culpa asi que os meteis o criticais al país porque esa mujer va ahi a trabajar no ha que le echen la culpa de que no hay ''cafe con leche'' a parte si quieres un buen o cafe o sin embargo un cafe vete a una cafeteria no ha una heladeria porque lo que te ponen es un cafe con una bola de helado de vainilla y por ultimo decirte que esta heladeria es una de las mejores o por no decirte la mejor heladeria de malaga.